skip to Main Content

Casa en Bétera
Residencial

Una casa, cerámica, ubicada en los alrededores de la ciudad de Valencia entre el mar y la sierra.

Una “humilde vivienda a más no poder” que debe su nombre a algo que es sólo una parte de la misma, la pieza cerámica (240 x 115 x 90) en su estado natural, matérica.

La situación topográfica privilegiada, el cumplimiento riguroso de las ordenanzas y una máxima economía de medios, se resuelven compositivamente con un volumen rectangular, depurado y contundente. En el exterior, un porche para estar al aire libre que nos protege del sol, y una alberca para refrescarse sobre un pódium también cerámico.

Una vivienda expuesta al clima y soberana del lugar. Tan sencillo como esto.

El espacio es la estructura y la estructura configura el espacio. Estructura que, armada hilada a hilada, se adintela permitiendo que el espacio interior se nos revele aéreo y ligero, sin apoyos intermedios.

Se configura, entonces, un mundo de ocho recintos iguales hechos de diafragmas ortogonales que, desnudos y descarnados, flotan encima nuestro y que, curiosamente, nos trasmiten cierta idea de levedad a pesar de su más que evidente pesantez material. Es éste un grueso plano cerámico y en penumbra, que pareciera apenas sujetado por el aire al que, justo debajo, comprime.

Los paneles correderos compartimentan las estancias a la vez que las disuelven en un interior unitario, continuo y horizontal. De esta manera el espacio que habitamos, inmaculado y pintado de blanco, queda así confinado entre dos mundos cerámicos: el inferior que pavimenta el espacio, y el superior que lo acota y delimita.

A su vez, una paleta de materiales contenida, expresiva y sin complejos, otorga fuerza y significado. Esta organización de la materia y las soluciones constructivas adoptadas, intentan priorizar un óptimo comportamiento pasivo de la casa y de gran eficacia energética.

Es, sobre todo, una vivienda que reivindica lo “artesano”, algo que alude siempre a un ejercicio manual, irrefutablemente analógico, en el que se reivindica la técnica frente a la tecnología y en el que se recupera la idea de oficio, del “hacer”.

Cliente
Privado

Localización
Bétera, Valencia

Fotografía
Mariela Apollonio

Área
500 m²

Equipo
Hugo Mompó
Juan Grau

Colaboradores
Ramón Campos
Blanca Pedrola / Alex Jaén

Arquitecto Técnico
Bartolomé Salvador Ivars

Estructura
David Gallardo LLopis. Estructuras singulares